8 hábitos equivocados que terminan dañando tus riñones y que deberías tratar de evitar

Hábitos equivocados que terminan dañando tus riñones; Sigue estos sanos consejos y previene complicaciones renales.

Un refrán muy conocido dice: “Es mejor prevenir antes que curar”. Y con cada experiencia que vamos viviendo confirmamos que es verdad, porque cuanto más informados estemos sobre determinados temas, mejor podremos prepararnos para eventuales situaciones.

Muchas de las personas en la actualidad nos lamentamos por no haber sabido antes sobre ciertas prevenciones que se deben tomar en cuenta por beneficio de nuestra salud y debemos pagar las consecuencias de los malos hábitos alimentarios que repercuten de manera negativa en nuestra vida cotidiana.

Desde muy pequeños fuimos fuimos educados con costumbres que hoy en día difíciles de modificar

Estas rutinas alimentarias en donde abundan las bebidas azucaradas o la comida chatarra se han convertido en una costumbre, y uno de los órganos que más se ven afectados son los riñones.

Los riñones reciben gran parte de los desechos de nuestro organismo, pero cuando su capacidad para filtrar toxinas se ve afectada, comienzan a funcionar mal e incluso a fallar por completo.

Aquí te dejamos 8 hábitos que debes evitar en tu vida cotidiana:

Escaso consumo de agua: El agua es vital para los riñones. Por más que ingieras cantidades de líquido de distinta índole, nada puede reemplazar al agua. La escasez de agua hace que los riñones no funcionen como deben y no puedan eliminar las toxinas.

No orinar por muchas horas: El trabajo, la casa, la familia… todo está antes en algunos momentos, ¿no es cierto? Y vamos postergando el momento de ir al baño cuando sentimos la necesidad. No postergues tu necesidad de ir al baño, ya que esto puede provocar una insuficiencia renal.

Excesivo consumo de sodio: el sodio está presente casi en todo lo que ingerimos, más lo que le agregamos a nuestras comidas. El exceso de sal puede afectar severamente los riñones, de modo que es imprescindible moderar su consumo.

Excesivo consumo de cafeína: Aunque sabemos que el líquido es vital para los riñones, no se trata de ingerir cualquier líquido. Cuando nos excedemos con la cafeína, se eleva la presión arterial y esto afecta los riñones.

Excesivo consumo de analgésicos: A menudo ingerimos analgésicos para los dolores de cabeza o para otros malestares sin saber que al excedernos estamos afectando a los riñones. Es necesario controlar este consumo.

Excesivo consumo de proteínas: El consumo de carnes implica una ingesta importante de proteínas. El exceso de proteínas tampoco favorece el normal funcionamiento de los riñones.

Excesivo consumo de alcohol: Son muchos los órganos que se ven afectados por el exceso de alcohol, pero los riñones, que deben filtrar lo que bebemos, sufre por demás teniendo que trabajar forzado para eliminar los excedentes.

Intenta modificar estos hábitos para mejorar la salud de tus riñones o prevenir futuras complicaciones. Si te servio útil esta información comparte para que mas personas lo lean y déjanos tu comentario.

Comentarios